Economía del Bachaco, hecho en Socialismo


Un día en las Universidades se hablará de un sistema de comercialización y distribución llamado bachaqueo, y cuales son los escenarios donde se puede manifestar

Diapositiva1

Las estadísticas son sin duda una herramienta indispensable para la toma de decisiones, estas en un momento dado permiten ver señales en distintas áreas de la sociedad que indican: lo que va bien, lo que no va muy bien, lo que va mal y aquello que va muy mal.

Existen diferentes métodos según el área de aplicación, pero en todos su resultado debe ser el reflejo del trabajo de campo sin ningún tipo de manipulación, ello mostrará una especie de fotografía con valores en orden de prioridades.

Un ejemplo sería la estadística sobre crecimiento poblacional, para obtener un resultado se debe conocer primero tasa de natalidad, mortandad, inmigración y migración, tanto interno como externo. El resultado hasta el final de un período determinado nos muestra la tendencia, la tasa anual de crecimiento u decrecimiento poblacional en un territorio geográfico determinado.

Existen distintas teorías sobre cuales deberían ser las funciones del Estado a lo efectos de este análisis consideramos que esta información le permite al Estado planificar y promover inversiones con el fin de satisfacer las necesidades de: salud, educación, vivienda, comunicación, transporte, vialidad, seguridad, productos de consumo y trabajo productivo entre otras.

Para que el estado pueda lograr el objetivo de satisfacer esta necesidades requiere la participación de la empresa privada, en este sentido el estado debe crear las condiciones jurídicas e infraestructura que generen confianza en el inversionista, incluyendo el respeto total y absoluto de la propiedad privada, así como la libre competencia son condiciones que no deben faltar.

Por lo general los estados financian su desempeño con el ingreso que obtienen a partir de los impuestos que pagan los ciudadanos y las empresas, desde este punto podemos concluir que en la medida que crece la inversión privada, crece la economía y los ingresos del estado. En estos casos el sector privado y el público trabajan de manera coordinada, atienden de la mano las señales que indican las tendencias y fortalecen o rectifican el rumbo según sea el caso, lo cual en teoría trae como resultado un crecimientos sostenido y una mejor calidad de vida.

Existe otro escenario en donde los estados no obtienen sus ingresos únicamente a partir de los impuestos que cobran, estos estados se reservan para si la explotación de los recursos naturales provenientes del subsuelo.

Un ejemplo de ello es el Estado venezolano, en donde la mayor parte de sus ingresos provienen de la explotación del petróleo además de otros minerales como: oro, hierro y bauxita, coltan y otros.

Tal circunstancia que debería ser un fortaleza, se torna en debilidad en la medida en que el estado se aparta de su rol y entra en competencia o mejor dicho interfiere en aquellas actividades propias del sector privado, dando lugar así a lo que se define como la Economía de Estado.

A los casi 16 años del llamado “Socialismo del Siglo XXI”, hemos visto cómo las funciones del estado se han distorsionado totalmente, tengamos presente que la independencia de los poderes es la garantía del sistema democrático, y esta indudablemente ha desaparecido.

Quienes han liderado este proceso han demostrado que su objetivo nunca ha sido lograr crecimiento y bienestar social, en estos años se ha hecho evidente que su misión y visión solo han buscado lograr la permanencia en el poder.

Para el logro de tal objetivo, debieron tomar acciones que le permitieran fortalecer los cimientos del proceso, estas bases requerían de una amplia base de ciudadanos en pobreza que dependieran del régimen e incondicionalmente lo apoyaran, adicionalmente se hacia indispensable eliminar la dependencia del sector productivo nacional, es por ello que se dio inicio al proceso de expropiación y con ello la destrucción del aparato productivo nacional.

Entre el 2002-2003 se dio lugar en Venezuela el denominado “Paro Petrolero”, y el show de “Golpe de Estado”, este hecho permitió que se hicieran visibles los rostros de aquellos que ocupando posiciones de poder no comulgaban con la instauración en Venezuela del llamado “Socialismo”, con el show de las interpelaciones que fueron “juicios” a personalidades del sector militar y civil, logra el régimen depurar estos sectores de aquellas personas que le son incomodas a su proceso, en este proceso miles de profesionales altamente calificado del sector petrolero se ven obligados a abandonar el país.

Luego continúa con el sector productivo nacional, la dependencia en el sector productivo se presentaba en su proceso como otra debilidad que era indispensable contrarrestar, es por ello que se da inicio a proceso de expropiaciones en todos los sectores productivos y de servicios del país, en paralelo a esta acción y teniendo como fortaleza los altos precios del petróleo el régimen apalanca el consumo nacional en las importaciones, de esta manera el consumo de: alimentos, medicinas, bienes y servicios pasan a depender de las importaciones y las empresas expropiadas en poco tiempo son convertidas en empleadores públicos, llevando la producción al mínimo y una productividad inexistente, muchas de esta empresa la masa laboral es de hasta el 600% por encima de la capacidad empleadora.

Luego de esto, tanto el consumo como el empleo pasa a depender en un alto porcentaje del régimen, lo cual le permite manipular voluntades, poniendo en practica el llamado bozal de arepa, que no es otra cosa mantener el apoyo de la mayoría a cambio de la oportunidad de ganarse el sustento.

 

Estando los precios del petróleo altos y siendo el estado quien controla las divisas producto de la exportación petrolera, todo parece estar bajo el control del régimen: otorgamiento de divisas para las importaciones, control de la “capacidad empleadora”, apoyo de los países de la región a cambio de petróleo barato y divisas por bienes de consumo, control de lo que quedo del sector productivo nacional por medio de regulaciones y el otorgamiento de divisas.

Manipulando los índices estadísticos en poco tiempo el régimen presenta ante el mundo una Venezuela de : progreso, justicia social y paz. Muchas personalidades del mundo empiezan a expresar admiración por el proceso al punto de hacer el llamado a otros países de seguir el ejemplo que esta dando el régimen en Venezuela, mientras tanto dentro del país muchos venezolanos vemos y denunciamos lo que consideramos un terrible error: político, social y económico para el país, indicando a su vez las graves consecuencia que tales medidas traerían en un futuro al país. De esto solo recibimos como repuesta la descalificación, el insulto y en el peor de los caso el silencio.

Para satisfacer las demandas de un pueblo dependiente de esta nueva estructura y para evitar la dependencia del sector de distribución privado de bienes y servicios, el régimen da inicio al la creación de su propia estructura de distribución, dando lugar a la multiplicación de las misiones en: viviendo, alimentos, salud y otros sectores. En este nuevo esquema hace que la petrolera nacional PDVSA se convierta en una misionera más.

Tomando como ejemplo los alimentos, el estado empieza de importar a precio internacional y vender por medio de su centro de distribución a precio regulado, es decir muy por debajo del precio de compra, esta regulación es aplicado a los pocos productores naciones que aun quedaban con lo cual muchos terminaron por desaparecer y se cambiaron de productores a importadores con divisas preferenciales.

El resultado a mediano plazo en el caso de los alimentos fue: Compra con sobre precio, triangulación en las importaciones e ineficiencia en las importaciones con la perdida de miles de toneladas de alimentos, un ejemplo esto ultimo fue el famoso caso PDVAL.

Todo esto pasa desapercibido, pues con la abundancia de recurso se logra mantener el mundo de fantasía en donde todo es un carnaval de consumo la mayoría a pesar de que cada días es mas pobre, se siente rica por que puede consumir de todo con lo cual el régimen se fortalece al ampliar su base de dependientes.

Indudablemente que a estas altura los índices estadísticos reales en todos los sectores se convierten en una molestias para el régimen, quien dadas las circunstancias empieza por pasar los índices por un salón de maquillaje.

El índice de empleo, por ejemplo, muestra que el empleo Informal (se define como empleo informal: vendedores ambulantes en los semáforos, lava carros, lustra botas y buhoneros entre otros) llegaron según sus propias estadísticas nada menos que al 42.4%, pero además según sus propios informe y sin que se hallan instalado nuevas fuentes de empleo el índice de desempleo disminuye mes a mes como por arte de magia.

Para hacer corto el cuento, las estrategia del régimen para permanecer en el poder no tomo en cuenta que eso que en un momento definió como su fortaleza era su gran debilidad, la dependencia en la exportación petrolera y la dependencia de importaciones de bienes y servicios, tal parece que no tomaron en cuenta que un día el precio del petróleo podría bajar y ese día llego. Las consecuencias hoy son del conocimiento de todos tanto a lo interno como a los externo: alto nivel de escasez e inflación, corrupción e inseguridad desmedida, un aparato productivo destruido y un pueblos subyugado.

El régimen ha multiplicado los controles de precio y de consumo, los centros de distribución de alimentos y bienes esta vacíos, las personas solo tienen opción de compra uno o dos días a la semana según su numero de identificación y en cantidades limitadas, solo que la mayor parte de las veces no encuentran lo que buscan el día que les toca comprar, tal circunstancia ha dado origen a otra fuente de distribución informal conformada en la mayor parte de las veces por familias sin empleo que se dedican día tras día a hacer largas colas para comprar lo que llega y luego revenderlo a quienes por razones de trabajo no pueden estar todo los días en una cola.

Es nuevo sistema de distribución informal de alimentos el régimen lo definió como “Bachaqueo en alusión al bachaco y su forma de almacenar alimentos, a quienes participan en el bachaqueo el régimen los llama “bachaqueros”.

Por mucho tiempo el régimen justifico la escasez culpando a los revendedores informales de tal situación, muchas personas asimilaron esto como la explicación sin tomar en cuenta que ello era y es solo una consecuencia del vil propósito de un régimen: que solo buscaba la permanencia en el poder a cualquier precio.

Como comprenderán ante este escenario las estadísticas no permitían maquillaje, señales en la calle no dejaban lugar de maniobra razón por la cual terminaron por desaparecer.

Anuncios