Tiempos de Incertidumbre


 

¿Devaluación o disminución del subsidio a la paridad cambiaria?

 El gran dilema de un gobernante se le presenta al tener que decidir entre lo mejor para el país, aunque conlleve sacrificio temporal para el pueblo y lo que genera bienestar temporal y graves consecuencia a largo plazo lo primero le significara el pagar un gran costo político lo segundo le disfrutar de una gran popularidad en el corto plazo aun cuando le historia le cobrará no haber optado por la primara opción .

Si los gobernantes tuvieran alguien que cargara con las consecuencias de sus decisiones, probablemente estas, se tomarían oportunamente. ¿será el momento de otras mediadas económicas?

 

 a.aaa-coins-tower

 El valor de una moneda no es consecuencia de un decreto, la moneda o billete es un instrumento que hace posible el intercambio de bienes y servicios. Este instrumento no tiene valor por si mismo, su valor le viene dado  por el banco central de un país en función  de las reservas de riquezas que administra.  En este sentido podemos decir que para mantener estable el valor de una moneda, la masa monetaria o cantidad de dinero en circulación deben mantener un equilibrio en relación con las reservas. Por el contrario cuando la masa monetaria o cantidad de dinero en circulación de un país se incrementa sin que haya incremento de riqueza la moneda pierde su valor en función del desequilibrio que se genera entre la reserva y la cantidad de dinero en circulación.

La inestabilidad del signo monetario en un país, contribuye a que la demanda de esta moneda disminuya y como consecuencia se estimula la demanda de una moneda mas fuerte y estable, existen diversos factores que coadyuvan a generar este tipo de escenario, entre otros tenemos: Cuando las importaciones son superiores a las exportaciones, desconfianza en la economía local, lo cual suele tener su origen en la inestabilidad política, falta de garantías económicas y comerciales, inseguridad, guerra, terrorismos entre otros. Tal circunstancia propicia no solo la desconfianza de los locales sino que además estimula la fuga de capitales y aleja los inversionistas.

En una economía abierta, el comportamiento de la moneda en cuanto al valor que representa es dinámico, el mercado se encarga de asignarle su valor acorde con el desempeño económico del país. En esto, el estimulo a la producción, la generación de empleo productivo  y la libre competencia juegan un papel importante pues ayudan a controlar ese elemento llamado inflación que ejerce presión sobre el poder adquisitivo en aquellos productos cuya oferta es inferior a la demanda. Esta presión se ve reflejada en el valor de la moneda local o sea la que se usa internamente para la adquisición de bienes y servicio, conforme disminuye la oferta de un determinado producto este se encareces disminuyendo así el poder adquisitivo de la moneda, es parte de lo que en economía se conoce como “Ley de oferta y demanda”, teoría económica  por medio de la cual se busca lograr un valor de equilibrio  en el intercambio comercial.

La política económica que se viene aplicando en Venezuela desde hace algunos años, es lo que algunos definimos como economía de rentista y de reparto, es muy probable que para muchos de mis lectores este termina sea un tanto singular, no obstante tal termino resulta muy apropiado toda vez que la mayor parte de los ingresos de este país son en dólares americanos provenientes de la renta petrolera, este ingreso sirve para financiar un presupuesto elaborado en moneda local, un presupuesto destinado a cubrir gastos corriente ,  gran parte de este gasto se le ha denominado “ Inversión Social” .Como podrán darse cuenta por un lado ingresan los recursos en dólares americanos y otro se distribuyen en bolívares. (La economía rentista en Venezuela) http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/413/41316760011.pdf .

Tener una renta petrolera no puede de ninguna manera verse como un problema, el problema esta en depender únicamente de este ingreso, ello hace que nuestra economía sea frágil pues dependen del los vaivenes que este producto tiene en el mercado internacional, tal circunstancia la hemos padecido en años anteriores, sin embargo la bonaza vivida en la  última década parece haber borrado de la memoria  las experiencias pasadas y difíciles momento por los cuales paso el país y padeció el pueblo.    (Pdvsa aporta 9 de cada 10 dólares que entran a la economía venezolana ) http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/150505/devaluacion-distiende-finanzas-de-venezolana-pdvsa-pero-no-sacara-al-bombeo-de-su-letargo/

Siendo un país casi mono productor, ya hace que nuestra economía sea frágil, sin embargo, lejos de buscar la manera de diversificar  el ingreso del país, estimulando el aparato productivo y las exportaciones, por alguna razón el gobierno actual ha preferido perseguir y acosar a la empresa privada, generar desconfianza en el inversionista con la política de expropiaciones. El inversionista percibe una ausencia de seguridad jurídica y un ataque intencional y desmesurado hacia el aparato productivo del país, esta política ha traído como resultado el que hoy tengamos un aparato productivo debilitado y una gran dependencia de la importaciones, por un lado exportamos petróleo y por otro importamos la mayor parte de los productos que se consumen. Cuando el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani dice:  “ al aumentar la producción nacional, especialmente en materia de alimentos el Gobierno podrá combatir la inflación.” http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=82718#.US59FyGGjjI.twitter

Los venezolanos tendríamos que indicarle que compartimos totalmente su afirmación, pero sin embargo la política  económica que viene aplicando  nos están conduciendo en el sentido contrario. El refugiarse en la importaciones trae como consecuencia: el estímulo de la economía en otros países en detrimento de los productores y la economía local.

La falta de demanda en la moneda local no puede ser revertida de manera permanente con un control de cambio, ésta figura evita por un tiempo la fuga de divisa pero en tiempo aumenta la desconfianza en el signo montería y estimula el surgimiento de otros mercados.

El control de precios en algunos productos de consumo contribuye de manera directa a la desaparición de los productos en el comercio formal  y estimula la comercialización de los productos en el comercio informal, tal situación tiene su origen cuando los precios a los cuales se pretende regular la comercialización de los productos esta alejado de precio de equilibrio en razón de lo cual el productor o importador para evitar perdidas y/o acoso del gobierno prefiere no comercializar el producto .

El BCV y el Ministerio de Finanzas informaron que no hay suficiente oferta para atender la demanda y bajar la inflación” http://www.el-nacional.com/economia/Importaciones-sustentaron-crecimiento-produccion-alimentos_0_144588551.html#.US8-s_6ZM84.

En un escenario como el de Venezuela en donde prevalecen los controles, irremediablemente se produce una distorsión en la economía, el mantener anclado el tipo de cambio sin ningún tipo de referente económico que lo justifique e importar la mayor parte de los productos que se consumen al tipo de cambio oficial, conlleva en si una distorsión, la cual se produce al pretender contrarrestar la inflación mediante la venta de divisas por debajo de su valor, lo  cual se logra por un tiempo en detrimento de la producción nacional y de los pocos exportadores que aun quedan.

 Para obtener la divisas requeridas en función de satisfacer la demanda de productos importados en el mercado nacional, era necesaria acudir, según el tipo de producto a dos instancias oficiales: CADIVI y SITME, en cado una de estas instancias existía un valor distinto para la adquisición de las divisas, existía además un tercer grupo de productos que no calificaban para obtener divisas preferenciales en ninguna de estas dos instancias, de lo cual podemos inferir que los productos importados que se consumían en el país  eran adquiridas con divisas a paridades cambiarias distintas, la consecuencia de ella se reflejaba en el mercada y era percibida por el consumidor. Dentro de este contexto entendemos que el otorgamiento de divisas  a un cambio preferencial para la adquisición de algunos productos constituía una especie subsidio toda vez que la paridad cambiaria manejada era inferior a la que podría existir en el mercado. La demanda de divisas atendida por el SITME al ser este eliminado  pasar la demanda del tercer grupo.

Los subsidios son necesarios en mementos coyunturales de una economía, suelen ser una especie de amortiguador que permite paliar la situación de las personas mientras se lograr los resultados de medidas económicas y sociales que suelen obtenerse en el mediano y largo plazo, puede existir algún tipo de necesidad social que amerite ser subsidiada por mayor tiempo, esos son casos excepcionales, la generalidad en la permanencia de este auxilio social indica en si una deficiencia en el desarrollo económico y social de un país.

El gobierno de Venezuela se ha mostrado sordo durante mucho tiempo ante los llamados reiterativos de diferentes expertos venezolanos en cuanto a: la adecuación del tipo de cambio, el precio de la gasolina, el estimula al aparato productivo, disminuir los controles y estimular la libre competencia, el respeto a la propiedad privada, la recuperación de las industrias de : hierro, aluminio, el sector eléctrico y la necesarias inversiones en la industria petrolera y el ejercicio  de reglas claras mediante la independencia de poderes que generen confianza al inversionista entre otras. Todos lo que estamos cosechando en materia económica, es fruta de las políticas económica que se han empeñado en mantener a pesar de lo recomendado por un coro de experto en el pasado, es por ello ahora el Sr. Jorge Giordani, responsable de esta cosecha diga: “si uno conduce un equipo de gobierno tiene que tomar acciones permanentemente, no hay duda que en el tiempo ocurren cambios. Lo asemejo a la figura de una persona que tiene 1,60 de estatura y 160 kilos, si no rebaja, si no ajusta su peso, puede producir consecuencias para su salud”.

Yo estoy de acuerdo con lo que expresa, solo le pediría que  sea consecuente con lo que predica, para empezar la disminución del subsidio a la paridad cambiaria no es suficiente,  para que sea positiva para el crecimiento del país se debe tener en cuenta las sugerencia que le han hecho los experto venezolanos.

@lacmon

 

Anuncios

2 comentarios en “Tiempos de Incertidumbre

  1. Gracias, Jorge

  2. Gracias a La Nota Digital…

Los comentarios están cerrados.