¡Vístete de Rojo!


Hacía Intolerancia Cero…

¨Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón, el de la tolerancia.¨

Georg Christoph Lichtenberg

En la mañana de un día de tantos, haciendo el recorrido habitual que mí trabajo requiere, me percate de algunas miradas de soslayo, personas con las que generalmente tengo algún tipo de relación en razón de mi desempeños, combinaban sus miradas con el cuchicheo, entendiendo esa conducta como algo trivial mi primera reacción fue la de no dar importancia alguna a lo que mis ojos percibían atribuyéndolo a una falsa percepción de mi parte , continúe mi recorrido y al llegar a otro lugar observo la misma reacción de las personas al verme, en esta oportunidad me dirijo a ellos ofreciéndoles el saludo acostumbrado, mi saludo tubo una respuesta fría y cortante, todo el grupo se dispersó de inmediato ante lo cual me pareció que no tenían la menor disposición de compartir conmigo. El tiempo siguió su curso y ya pasada la media mañana y luego de haber experimentado en diferentes sitios reacciones similar me empecé a preguntar ¿Qué está pasando? ¿Será que me enredaron en algún chisme?, sentía hacia mí una gran aversión, sin que hasta ese momento tener idea del por qué.

El color rojo en Venezuela ha sido de alguna manera expropiado, el uso de este es parte de la identidad de aquellos compatriotas que se definen como simpatizantes de eso que llaman ¨El Socialismos de Siglo XXI¨, digo que ha sido expropiado de alguna manera toda vez que en gran parte hemos sido quienes nos simpatizamos con ese procesos los que en el afán de no ser confundidos hemos eliminado de nuestro ropero las prendas de vestir con ese color, algunos solo las hemos dejado de usar. El rojo ha llegado a ser una especie de identidad, un carnet, un símbolo que de alguna manera el llevarlo puesto puede evitar algunos contratiempos u obtener algún tipo de preferencia, es así como algunos compatriota cuando tienen efectuar algún tipo de trámite en oficinas u empresas del Estado Venezolano, optan por cancharse un prenda roja: una franela, una gorra; estos que sin tener ninguna simpatía por el proceso, tratan de mimetizarse a fin de ser vistos como camaradas y recibir aquellos que por solo el hecho de ser Venezolanos tienen el derecho de recibir sin más identificación que la Cedula de Identidad.

Llegando al final de la mañana, me encontré con el maracucho, así le llamamos por ser oriundo de Maracaibo, él se define como simpatizante del proceso y sabe que yo no comparto la llamada ¨filosofía¨, contenida en el ¨Socialismo del Siglo XXI¨, siendo que hemos compartido problemas comunes, problemas que afectan al pueblo en general indistintamente de la simpatía que puedan tener con una u otra forma de pensar, hemos llegado hemos llegado a tener una sola voz para enfrentar los problemas que nos son comunes y respetar nuestra particular manera de pensar.

Los Venezolanos debemos entender que las mayor parte de nuestros hermanos que se visten de rojo, lo hace como una manera de subsistir, sobre vivir a un proceso que ha multiplicado a los pobre, convirtiéndolos en poco menos que esclavos, dependientes de una ayuda o un trabajo improductivo, ese mecanismo perverso que viene convirtiendo al país en territorio de consumo, financiado con el único ingreso que nos queda: El Petróleo. Como podríamos juzgar a un padre de familia que para mantener su empleo debe vestirse de rojo y salir a marchar cuando se lo indican. Este régimen ha eliminado la fuentes productivas de empleo con el solo propósito de que todos o una gran mayoría seamos dependiente de una u otra forma de ese ¨Estado-Gobierno¨ el cual viene siendo manipulado por un grupo de personas sin escrúpulo quienes aprovechándose de la necesidades de una pueblo, han convertido esas necesidades en un mecanismos de manipulación.

Este régimen que en su origen obtuvo el voto de los pobres, lejos de hacer algo para sacarlos de la pobreza opto por incrementar esa base procurando así perpetuarse en el poder, solo desde esta perfectiva podemos entender el por qué este régimen, se ha empeñado en destruir el aparato productivo del país, solo así podremos entender que ese amor que dice tener por los pobres es debido a que son su soporte, la clave que le ha permitido tener un apoyo popular, estimular la pobreza es garantía de permanencia en el poder.

Fue el maracucho quien me hizo caer en la cuenta de porque tanta aversión hacia mí, resulta que sin percatarme de ello llevaba una prenda de vestir casi del color rojo, en ese momento comprendí todo, no solo la experiencia que me tocó vivir esa mañana al percibir ese sentimiento adverso, ese rechazo del que fui víctima y son victima nuestros hermanos Venezolanos, quienes por una razón u otra se visten de rojo cotidianamente luego me pregunte ¿Es posible luchar contra la intolerancia siendo intolerantes?, estoy convencido de que no, tenemos que aprender a respetar el pensamiento de nuestro semejantes y solo así podremos esperar respecto así nuestra forma de pensar. Demos trabajar en función de convivir en Intolerancia cero.

@lacmon

#intoleranciacero

#DDHH

Anuncios

2 comentarios en “¡Vístete de Rojo!

  1. felicitaciones hermano, ese es el camino correcto para empezar a tener el pais que merecemos. si algo hay que enterrar antes que otra cosa, es esa vulgar manera de uniformar a quienes dan el poder a los politicos que gobiernan..

Los comentarios están cerrados.