Las Legislativas


“Soñemos y dibujemos el país que queremos luego construyámoslo entre todos “

Es participando como los ciudadanos manifestamos nuestra opinión sobre quien o quienes nos debe representar en la instancias de poder que son de elecciones popular, desde este punto podemos afirmar que en democracia todos los procesos electorales son de vital importancia sin embargo el proceso electoral que se avecina en nuestro país, sin embargo el proceso electoral que se avecina en Venezuela está revestido de una importancia particular. En los sistemas democráticos el equilibrio se fundamente en la división de poderes de acuerdo con lo establecido en la constitución y las leyes derivadas de esta La norma bajo la cual deben actuar estos poderes son aquellas que se indican en la carta magna o constitución del la republica, así mismos los poderes de manera independiente deben ser vigilantes del apego por parte de los demás poderes a los lineamientos que están establecidos en ella. Lo cierto es que por cualquier razón que sea estamos ante un estado en donde todos los poderes son controlados por uno, aunque en teoría se conserva la división de poderes, en la práctica esta división no existe, por alguna razón los demás poderes son sumisos, se han sometido a la voluntad de uno solo. Tal circunstancia ha degenerado desequilibrio en el ejercicio de los poderes del estado y como consecuencia de un gobierno todopoderoso. Estamos a las puertas de un proceso electoral en el cual elegiremos a los representantes del poder legislativo, es este en mi opinión uno de los poderes más importantes de un sistema democrático, en él están representadas todas las regiones del país, el espíritu de esta instancia de poder es entre otros el de controlar las acciones de otros poderes así como y de acuerdo con las necesidades del país crear ley que permitan una convivencia armónica entre sus ciudadanos A esta instancia tienen acceso todas las regiones del país así como las diferentes corrientes del pensamiento que puedan en estas existir de manera que las diferentes regiones y pensamientos tengan una voz que se comunique y trabaje en pro del bien común. La constitución no tiene más requisitos para ser Diputado que: Ser venezolano o venezolana por nacimiento o por naturalización, con por lo menos quince años de residencia en el territorio venezolano. Ser mayor de veintiún años de edad. Haber residido cuatro años consecutivos en la Entidad Federal correspondiente antes de la fecha de la elección. Por otra parta no pueden ser Diputados: el Presidente de la República, Vicepresidente Ejecutivo, los Ministros, el Secretario de la Presidencia de la República, los Presidentes y Directores de los Institutos Autónomos del Estado, hasta después de tres meses de la separación de su cargo, los Gobernadores y Secretarios de Gobierno, de los Estados y del Distrito Capital, hasta tres meses después de su separación absoluta del cargo, o funcionarios municipales, estadales y nacionales. Sin embargo y a pesar de que la constitución no lo menciona, existen otros aspectos de gran relevancia que se deben considerar al momento de postular y/o elegir a un ciudadano para que desempeñe en una posición como esta. Ocupar una posición en el poder legislativo es una labor que requiere de personas con una gran vocación de servicios y conocimiento pleno de las necesidades de la región que representa y del el país como un todo. El interés particular existe y es legítimo solo que es contrario al bien común, por lo tanto aquellas personas que por intereses particulares acuden en épocas de elecciones en busca de una posición de poder deberían desistir de tal pretensión y buscar en otros espacios el logro o alcance de sus ambiciones particulares. Los ciudadanos con verdadera vocación de servicio, se mantienen siempre trabajando por el bien común, para estas personas la lucha por el bienestar social es una lucha permanente, el bien común es una necesidad permanente la cual no desaparece al culminar un proceso electoral, quienes verdaderamente se sienten comprometidos para con los demás renuncia al interés particular y lucha por la búsqueda de este bien desde su posición de ciudadano, para estas personas no es indispensable tener una posición de poder para servir. Tradicionalmente hemos visto que en época de elecciones aparecen personajes nunca vistos, en las colas para sufragar escuchas a las personas que dicen: -¿sabes quién es este? Otros contestan –la verdad que no se pero esta con este otro que si conocemos –otros comenta –pero como pusieron a este, si… -a lo cual alguien responde –hay que votar por el menos malo… y yo me pregunto ¿Por qué tenemos que votar por el menos malo? en esto las organización políticas tiene mucho que hacer, es impostergable que entiendan de una vez la importancia del papel que desempeñan en el sistema democrático, no me pongas a escoger el menos malo, contribuye para que se postulen los mejores y así yo tratare de escoger el mejor entre los mejores. Decía al inicio que el proceso electoral que se avecina está revestido de una importancia particular, se busca rescatar a un poder secuestrado por una corriente única, buscar el equilibrio en el ejercicio del poder, dibujar desde el legislativo el país que todos queremos, propiciar la armonía y convivencia dentro de las diferentes corrientes del pensamiento, recuperar el aparato productivo, los servicios públicos, salud, seguridad, educación… no es poca cosa ¿no? Si realmente quieres a tu país ten presente esta es época para los mejores y a estos los debemos apoyar todos.

@lacmon

Anuncios