LOS ARCÁNGELES


 

¿Jinetes del Apocalipsis?

Como ciudadano de  este país creo que los  medios  de  comunicación  han pasado  a llenar el vacío institucional que se ha generado, de no ser por ellos,  únicamente sabríamos  aquellas cosas que el gobierno considere que debemos saber, para muestra, basta ver el canal de todos los Venezolanos, resulta ofensivo que viviendo una  situación como la actual desde hace mucho tiempo , la planta televisora de los Venezolanos transmita una  información que parece de un país diferente a Venezuela. Pero esto no nos debe extrañar, pues la conducta de aquellos que se alejan del deber ser, es justamente la de tratar de: ocultar, confundir, ignorar, engañar, etc.

Los medios de comunicación al igual que cualquier institución, empresa o persona  que tenga alguna cuota de poder,  pueden usarlo en función del bien común o en detrimento de este.

Los medios de comunicación han venido actuando no como jinetes del Apocalipsis como se pretende hacer ver, sino como Arcángeles, quienes si bien es cierto  que son actores tanto como todos  y cada uno de los que habitamos  esta gloriosa tierra, no los vemos  como aquellos que están fomentando y estimulando la anarquía  y el caos social pues lejos  de dividirnos nos han unido, lejos de sentir temor de ellos nos  identificamos con la forma en vienen  administrando su cuota de poder pues en ellos nos sentimos expresados.

Los medios de comunicación son y  han sido el canal a través del cual, los venezolanos hemos podido expresar todas nuestras angustias y temores sin distingo de: ideología, raza, clase social  o credo.

Yo al igual que una mayoría  de Venezolanos, Creemos que el Estado debe ser la  gran familia que refleja la unión de toda las familias que conforman  la sociedad, en este sentido, el jefe del Estado debe actuar respetando y creando  las condiciones necesarias para que esa pluralidad  de personas que componemos  la sociedad Venezolana, podamos tener un espacio de  convivencia y bienestar sin distinción de: credo, color, clase social e ideología política, tal como lo debe hacer un buen padre de familia  en donde por naturaleza sus miembros nacen de  un mismo padre y madre, pero por su condición humana piensan y actúan de forma diferente,   sin embargo tienen un espacio propio dentro del hogar, en donde todos conservando su propia identidad pueden convivir fraternalmente.

Cuando en el seno de una familia se produce una divergencia  lo cual su misma naturaleza ocurre con frecuencia, el padre o los que fungen como cabeza de familia deben tener siempre un mensaje de unidad y respeto   procurando en todo momento el mantener un ambiente de paz y armonía.

En una familia tal y como debería ser en el Estado, lo que le sucede a uno en bien o  en mal es sentido por todos y cada uno de sus miembros o de sus habitantes, esto es lo que  solemos llamar identidad: familiar y/o patriótica.

 

¿Cuatro Jinetes?

Tal como lo exprese anteriormente no parecen jinetes, definitivamente son Arcángeles y además no son cuatro,  afortunadamente son muchos ya que actuando ellos como la voz del pueblo  son tantos como ciudadanos  que nos estamos de acuerdo con lo que esta ocurriendo, en tal sentido todo aquello  que le afecte a los medios nos afecta a todos pues considero  que al pretender  silenciar los medios se nos esta silenciando a todos   y cada  uno de los  ciudadanos de este  país y con ello se nos esta violando  el sagrado  derecho de expresarnos.

Los medios de comunicación deben saber que no están solos, que todos y cada uno de los ciudadanos que de manera determinante queremos vivir en paz y democracia, estamos a su lado, en este sentido  invito  a todo el pueblo  para que estemos pendientes y solidarios de manera que en el caso de los medios sean atacados  actuar como  si se tratara de un miembro de nuestra familia, en consecuencia   salir en su defensa   con las armas  que  nos están permitidas  a los que queremos   vivir en paz li libertad.

Pedro Lacure Montiel

CI 12.005.416

Lagama@cantv.net

Anuncios