Participacion,Fundamento de la Democracia


 

¨ La peor de las democracias, es mil veces preferible a la mejor de las dictaduras ¨

Ruy Barbosa

 

 

La participación es la caven en todo el acontecer de nuestra vida; es la participación un hecho vinculado a nuestra naturaleza humana, ya que somos seres sociable y por tanto necesitamos vincularnos en nuestros semejantes.

En todo lo que conocemos de la historia de la humanidad, el hombre se ha esforzado por encontrar una forma perfecta de convivencia humana, no es por casualidad que hoy hablamos de sociedad como una forma de vida y vivimos en sociedad, tampoco lo es la existencia de un estado.

Los grandes hombres de la historia se dedicaron a pensar, a partir de nuestra naturaleza, en una de convivencia que nos permitiera vivir mas felices, tan así que sin importa el sitio donde nos encontrásemos nos sintiésemos siempre como en casa. Esta expresión de ¨ como en casa ¨ es la mejor forma de expresa un estado de tranquilidad, confianza,  respeto, solidaridad, felicidad.

Para algunos filósofos, la supremacía de algunas razas daría lugar a la perfección de la convivencia humana.

Otros pensaron que en igualdad de razas existía la supremacía intelectual de algunos, los cuales debían gobernar o dirigir la sociedad para darle la convivencia perfecta.

Pero también tuvimos quienes pensaron que, en la igualdad de condiciones, convivencia y estimulo, se encontraba la convivencia perfecta.

Otros sin embargo, fundamentaron su filosofía en la igualdad del pensamiento y la participación, todos pueden pensar, todos deben participar.

Es indudable que todos y cada uno e estos grandes hombres estuvieron inspirados por las motivaciones mas altruistas del ser humano, que seria la búsqueda de la felicidad de congéneres; sin embargo, muchos de estos pensamientos al ser puestos en practica terminaron por se un atentado contra la humanidad misma, y es que cualquier pensamiento que no tomen en cuenta  la naturaleza misma del hombre, no podrá tener un buen final.

Las diferencias de: razas, color, costumbres, idioma, posición social, son solo algunas de   las diferencias visibles con las cuales hay que contar, pero no son las mas importantes; es la diversidad de pensamiento, la que es particular de cada individuo, es indudable que este pensamiento puede ser manipulado en función de cualquier interés, o por el contrario puede ser alimentado, estimulado en función de la búsqueda del crecimiento mismo del hombre.

En un informe reciente de las Naciones Unidas se refirieron  a la crisis de las democracias en los países de America Latina, se reseño el hecho de que un alto porcentaje de personas aspiraban o deseaban vivir bajo un gobierno dictatorial. Pienso que aun que no me agra no debe sorprendernos, debemos recordar que lo que siguió a las colonia fueron formas de gobiernos  muy parecidas a una dictadura, también debemos  tener presente que en lo años 50-60 cuando las potencias, luchaban por un liderazgo en el mundo, America Latina n se escapo a la pretensión de unos y otros, por instaurar sus sistemas de gobierno; tampoco podemos olvidar que como un dique de protección a otras formas de gobierno fueron instauradas dictaduras por toda   America Latina. Quienes nacimos bajo un régimen dictatorial, sabemos que no es precisamente el estimulo a la participación y a la libertad de pensamiento, lo que caracteriza aun régimen dictatorial, sabemos que a través de la amenaza, represión y manipulación se obliga  a vivir de una forma en donde quien se dedicaba a trabajar en lo que había, sin mas pretensión que la de sobrevivir, no tendría mayores problemas a menos  que se ocurriera pensar, exigir, o reclamar cualquier derecho natural. Digo natural por que los derechos ciudadanos no existen, sino en función de lo que el régimen desea.

Abraham Lincoln decía: ¨ Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo ¨

Las dictaduras fueron mantenidas demasiado tiempo, y los abusos convirtieron a estos pueblos en territorio fértil para aquellos que vieron en esta situación  una nueva oportunidad de introducir sus ideologías. Esta situación puso en estado de alerta a las potencias y rápidamente se dio un nuevo intento de democratización; es decir, sustituir los gobiernos militares por las figura de los civiles. Indudablemente es este un proceso muy lento, en el cual no se podía avanzar todo lo deseado, pues entre otras cosas, existía un proceso interno de transferencias de poderes en cada país, lo cual dio lugar al poder militar detrás del trono y/o dictadura civiles

Como nos podemos dar cuenta, pasamos de la colonia a la dictadura y de allí lo que ha pretendido ser democracia. Con la diferencia de que en los dos procesos que anteceden a la democracia,  se nos obligaba a vivir de una forma, conocíamos lo que podíamos hacer y lo que no debíamos hacer, so pena de ser castigos, dicho en palabra de Enrique Jardiel Pocela: ¨ La dictadura es el sistema de gobierno en el que, lo que no esta prohibido es obligatorio ¨

Para esta nueva forma de gobierno no se nos prepara, la mayor parte de la población no participa, siendo la única participación  -y en minoría –  el votar de periodo en periodo, en cuyo caso ¿Qué ha cambiado para la mayoría en comparación con lo que tenían?, probablemente lleguemos a la conclusión de que el cambio, para la mayoría, no ha servido de suficiente estimulo, si tomamos en cuenta los vicios del sistema mismo, lo cual lleva a esta personas a pensar que el pasado fue mejor. Esto constituye un error detrás del otro, nadie puede sustituirnos en el cumplimiento del deber que tenemos como seres humanos y como ciudadanos, tenemos nada menos que la tarea de contribuir a la construcción de un mundo mejor, de una sociedad justa y equilibrada, de un estado promotor del desarrollo político, económico y social; no es cambiando de sistema como tendremos una mejor país, tampoco lo lograremos limitándonos, -en un bajo porcentaje- a votar cada vez que hayan elecciones, mucho menos, siendo borregos de un régimen dictatorial

El éxito de la democracia depende de  la participación de los ciudadanos de un país. Si participación no hay democracia, sea esta representativa o participativa, todo el sistema democrático descansa sobre la base de que el protagonista es el soberano, el pueblo, esta responsabilidad no es endosable.

Es  importante que aprendamos a participar en todo lo que forma parte de nuestra vida, tendiendo en cuenta que el entorno es parte de ella,  si vivimos en un edificio y queremos que este se conserve, tenemos que participar en el condominio, nuestra participación no puede limitarse a pagar –malamente- un recibo y quejarnos por el mal mantenimiento del edificio, debemos participar contribuyendo a que esto mejore, y asumiendo los bienes comunes como propios.

La democracia se compone de electores y elegidos, lo elegidos tienen el deber de poner en práctica los canales de comunicación   con sus electores, a fin de que estos puedan canalizar sus inquietudes. Los electores, tenemos el derecho y el deber de velar por que esto se cumpla y participar utilizando los mecanismos que el sistema nos proporciona; de es manera, podremos hacer seguimiento al cumplimiento de las promesas, podremos participar en la elaboración de los planes de gobierno en función de las necesidades prioritarias de nuestra comunidad. Si no lo hacemos le estamos cediendo este derecho a unos pocos, lo que puede ser nocivo para la comunidad. No nos desesperemos, tengamos presente que lo inmediato lo tenemos hoy y es el fruto de lo que no hemos hecho. El futuro   tenemos que construirlo día a día asumiendo nuestro rol de ciudadanos, fortaleciendo nuestra democracia y contribuyendo con el desarrollo de nuestro país.

 

03/05/2004

Anuncios