La Brujula


 

 La brújula es un instrumento de orientación, su aguja indicando el norte nos ayuda a orientarnos en una situación en  la cual no tenemos otra misión que la de llegar a un punto de un determinado territorio, este instrumento, de ninguna manera evita que nos perdamos solamente nos orienta para que esto no suceda. El observar frecuentemente el instrumento no permitirá cerciorarnos de que nos mantenemos en la ruta adecuada, no prestar atención a lo que nos indica este instrumento podría ocasionarnos una desorientación y por consiguiente una perdida del rumbo iniciado. En estas circunstancias tendremos, entre  otras, estas dos opciones: 1) es destruir el instrumento por el enojo que nos produce la señal que nos muestra, en cuyo caso nos será poco menos que imposible retomar el rumbo 2) hacer uso adecuado del instrumento con lo cual en poco tiempo estaremos en dirección al lugar deseado.

Los síntomas también es indicativo que algo no funciona bien en nuestro organismo, atenderlos oportuna y adecuadamente nos proporcionara bienestar; de manera pues que si nos duele la cabeza la solución de ninguna manera puede ser cortarla, pues con ello solo perderíamos la vida.

La mayoría de las personas estarían de acuerdo conmigo en que la misión de un gobernante es fundamental y principalmente la de lograr el mayor bienestar posible a sus ciudadanos; de esta manera un gobernante que desea lograr exitosamente esta misión tendrá que estar atento a los síntomas y señales que se producen en la sociedad. Estas señales suelen ser diversas como lo son las necesidades de una sociedad de manera que el arte de un buen gobernante esta en interpretar y atender adecuadamente cada una de ellas.

Como podremos darnos cuenta en un escenario como este la información es imprescindible; el gobernante debe hacer uso de todos los medios de información de manera tal que pueda tener un espectro amplio de lo que acontece y así ver con claridad: las señales, los síntomas.

Cuanto mas veraz y amplia sea la información mas útil es, con lo cual podríamos concluir que para un gobernante que desee lograr exitosamente su misión, los medios son una herramienta imprescindible. En este punto es necesario resaltar que el hecho de que no tengamos información sobre las señales de ninguna manera significa que no existen esto solo indica que salimos en busca de un rumbo sin una brújula en el la mano que nos informe en donde esta el norte; así mismo se debe tener presente que no son los medios los responsables de estas señales y síntomas; estos solo la dan ha conocer.

El cerrar los medios para que no sigamos viendo las señales de ninguna manera servirán para retomar el rumbo; esta acción al igual que con la brújula solo servirá para perderse aun mas. Si las señales que  manda la sociedad son: Hambre, desempleo, inseguridad, etc.; estas no desaparecerán a menos que se les atienda adecuadamente.

La falta de atención adecuada y oportuna de las señales hará que estas se profundicen y se expresen de forma diferente dando origen al descontento de la sociedad. Este descontento lo vemos expresado en: las marchas, las cacerolas etc. Esta es la manifestación de un síntoma del que algo grave esta padeciendo la sociedad (el cuerpo), la solución no es la represión ello solo profundizaría el malestar y con ello alejar la posibilidad de lograr la misión para la cual fue electo, la cual no es otra que el bienestar de toda una sociedad sin distingo de: raza, clase social, credo, ideología política etc.

El problema no es el toque de cacerolas ni las marchas .El problema es la razón que impulsa a todo un pueblo a expresar de esta forma su descontento con la perdida del rumbo hacia la misión deseada

Pedro Lacure Montiel

CI- V 12.005.416

lagama@cantv.net

Anuncios