En Rio Revuelto…


El debate electoral ha comenzado. Los partidos mayoritarios ha lanzado a la calle los precandidatos para que se escoja dentro del seno de sus militantes –como dicen algunos- ¨ aquel que goce de la mayor simpatía ¨; paralelamente a esto, las encuestas ofrecen el nivel de aceptación del que gozan quienes se ha lanzado  con el propósito de ser candidato a la Presidencia de la Republica, dentro de este contexto, también figuran candidatos únicos ya definidos en los partidos minoritarios, así como  también aquello que pretenden recoger la voluntad de quienes no esta ni con unos ni con otros.

Como es natural en todo proceso de este tipo, cada uno de los participantes en la contienda trata de vender su mejor perfil. Todos están convencidos -y así creo que es-, que quien logre este objetivo saldrá victorioso tanto en este proceso como en el siguiente. Es precisamente por esta razón que todos, inclusive aquello que son del mimo partidote gobierno, se esfuerzan por convencer al electorado de que nada tienen que ver con lo que esta pasando en el país, que siempre han estado en contra de todo lo malo que sucede y a favor de los pocos aciertos que ha habido.

Con todo respeto y sin ningún otro propósito que el de dar mi opinión como elector, no puedo entender esta actitud en la cual se pretende evadir la responsabilidad en lo que acontece en el ayer y en el hoy de nuestra vida política.

Si yo como elector , por el hecho de haber votado por una formula x para elegir a un presidente, gobernador, alcalde etc., me siento co responsable ante el resto de los votantes por los aciertos y desaciertos de mi formula escogida, tanto mas lo  son quienes han tenido acceso a algún tipo de poder, mas aun cuando se trata de representantes del partido de gobierno, del principal partido de oposición o de aquello que además han sido elegidos por voluntad popular para ocupar una gobernación, una alcaldía o cualquier otro cargo que signifique una cuota de poder.

La credibilidad en el sistema se encuentra bastante afectada como para estar aprovechando la mala situación por la cual se esta pasando, por lo tanto, no deberían actuar como si todos estuvieran llegando de otro planeta y se encuentra con la sorprendente situación que estamos viviendo.

Tengamos siempre presente que el interés nacional debe siempre privar por encima del interés particular, sin importar las consecuencia personales que esto traiga; muchas veces haciendo lo correcto no eres el mas popular  pero si eres el que sirve mejor.

Hay que evitar el convertirse en uno más de quienes hacen valer aquel refrán que dice: ¨ En río revuelto, ganancia de pescadores ¨.

Demostremos que somos capaces de contribuir para que las aguas cobren su estado natural. El mejor perfil que puede mostrar un ser humano es aquel donde se muestra susceptible de cometer errores porque errar es de humanos, sensible para reconocerlo con humildad y con capacidad para superarlos con dignidad.

13/04/1993

Anuncios